sadop

ACUERDO ENTRE EL OBISPADO DE RÍO GALLEGOS Y EL SADOP

Cambio en la postura del Obispado al reconocerse como empleador de los maestros que trabajan en sus escuelas y reconocer al SADOP como la entidad gremial que nuclea a sus empleados docentes.

El Profesor Andrés Alvarez, Secretario General de Santa Cruz, manifestó su agrado luego de las audiencias de conciliación llevadas adelante en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, entre el Sindicato de Docentes Privados SADOP y el Obispado de Río Gallegos en las que llegaron al acuerdo mediante el cual se reconoció la deuda salarial a una docente del Instituto Marcelo Spínola de Caleta Olivia a la cual se le adeudaba haberes desde el mes de  marzo a octubre inclusive.

Es la primera vez desde que asumió Monseñor García Cuerva que una de las escuelas tuvo que llegar a esta instancia de mediación en el ministerio y tal como lo manifestaron los dirigentes sindicales del SADOP hubo un cambio en la postura de los representantes religiosos al ACEPTAR Y RECONOCER que son empleadores y que deben respetar las legislación laboral que rige la actividad de educativa privada, cuestión que no era aceptada en anteriores instancias por parte de los representantes legales.

En el mencionado acuerdo también se reconoce la afiliación sindical al SADOP y además hubo acuerdo en continuar las conversaciones para iniciar un trabajo conjunto que logre adecuar en todas las instituciones educativas de la provincia de Santa Cruz, que son propiedad de la Diócesis de Río Gallegos, las designaciones del personal docente como así también su registración laboral, tomando como marco los acuerdos logrados por el Sindicato a Nivel Nacional y el Consejo Superior de Educación Católica ya que si bien estas escuelas son subvencionadas totalmente por el estado provincial, son entidades privadas.

Para finalizar, desde el Sindicato expresaron su deseo que la última gran empleadora en la provincia que falta adecuarse a la ley, LAS HIJAS DE MARIA AUXILIADORA, prontamente accedan también a reconocer los derechos de sus maestras y profesores.

Autor


Avatar